10 de octubre de 2009

Solidaridad con los condenados por pensar diferente a lo que ellos consideran adecuado

1 comentario:

soldado_vikingo dijo...

Y cuanta razon tenia Quevedo...