23 de marzo de 2008

Boicot a los Juegos Olímpicos de Pekín 2008

Ya son más de 50 los tibetanos asesinados por las fuerzas represoras de la dictadura comunista de la República Popular China.

¿Por qué los medios de comunicación intentan restar importancia a lo ocurrido?

¿Por qué el señor Jacques Rogge, presidente del COI prefiere ignorar los hechos?

¿Por qué el Papa Benedicto XVI no hace ninguna mención sobre el tema?

¿Dónde están los titiriteros cuando se les necesita?


1 comentario:

escorado dijo...

El papa este es más rojo que Mao Tse Dung, por cierto, ya se habla de una centena de muertos.