8 de marzo de 2008

Quizás la más antigua civilización europea

Descubrimientos recientes, puede que hayan sacado a la luz la más antigua civilización europea. A caballo entre las extensas tierras de lo que hoy son Alemania, Austria, República Checa y Eslovaquia, han sido descubiertos más de 150 templos que fueron construidos hace prácticamente siete mil años (entre el 4800 y el 4600 a.C). Tales monumentos habrían sido construidos dos mil años antes que las pirámides de Egipto o el complejo solar de Stonehenge en Inglaterra. Estos edificios tenían realmente dimensiones monumentales, cuando hasta ahora se pensaba que la arquitectura monumental había surgido en Mesopotamia y Egipto y que posteriormente había llegado al viejo continente.

Los templos en cuestión estaban construidos con tierra y madera, y estaban protegidos por terraplenes y empalizadas. Sus constructores se agrupaban en pequeñas aldeas que dependían del pastoreo y la agricultura, aunque todavía se ignora mucho de su cultura, creencias y formas de vida, aunque se sabe que provenían de la llanura del Danubio.

El templo más importante de este conjunto excavado hasta la fecha es el de Goseck, cercano a la localidad de Nebra y de Dresde, en el estado federado de Sajonia-Anhalt.

Lo encontrado en Goseck es tal vez el comienzo de una larga serie de los llamados monumentos "Henge", los cuales habrían tenido su fin en Inglaterra con instalaciones construidas con piedras, por ejemplo en el ya mencionado Stonehenge, Inglaterra, aproximadamente 3000 años más tarde.


*Reconstrucción del observatorio solar de Goseck

Este templo constaba de un espacio sagrado central, de un tercio de hectárea, rodeado por un grupo de empalizadas circulares –que en su momento debieron llegar a los 20 metros de altura y a tener un diámetro de 75 metros-, rodeados de un foso que cuenta con 3 arcos o puertas desde las cuales se podía observar el sol naciente, y el poniente el día del solsticio de invierno.

En Goseck además de la cerámica y puntas de flecha, se han encontrado cabezas de buey (supuestamente clavadas en lo alto de algún poste), restos de dos esqueletos humanos, a los que se retiró la carne antes de enterrarlos. Otros esqueletos, muchos de ellos con señales de cortes o con puntas de flecha incrustadas en la nuca. Los arqueólogos no se ponen de acuerdo a la hora de señalar si en ese lugar se efectuaban o no, sacrificios humanos o extraños ritos funerarios.

Además de estos tremendos templos como el de Goseck se ha encontrado un artefacto especialmente llamativo, el llamado “disco de Nebra", de 3.600 años de antigüedad. El disco es la representación más antigua y más concreta del espacio. En éste disco figuran una representación en oro de la luna menguante, un sol (o una luna llena) de las estrellas llamadas pléyades y de un llamado “barco del sol”. Las Pléyades, que desaparecen del cielo boreal en primavera y reaparecen a principios del otoño, siguen señalando los ciclos agrícolas para muchos granjeros de todo el mundo

En cuanto al “barco solar”, los antiguos no podían entender cómo era que el Sol se ocultaba por el oeste y volvía a salir por el este al día siguiente. Hay muchas representaciones del disco solar transportado en un barco o bote a través del cielo nocturno, y se las encuentra a lo largo y a lo ancho del mundo, desde el Egipto de la Edad del Bronce hasta los países escandinavos.

*Representación del disco de Nebra

No se puede añadir mucho más sobre estos recientes descubrimientos que cambiarán por completo la interpretación del pasado europeo y del contexto de su época en general.

*Hecho por Kulikovo



2 comentarios:

Anónimo dijo...

muy bueno el artículo
http://frasesporeuropa.wordpress.com

Javier Ayanotna dijo...

Ya verás cómo los apóstoles del multiculturalismo ocultan la existencia de esta cultura. Cualquier demostración palpable de supremacía cultural europea les parece políticamente incorrecta.

http://antorchanegra.blogspot.com/