24 de abril de 2009

Inmigración en Cantabria, de mal en peor.

Hace unos días presentaron la Encuesta Social de Cantabria 2007, publicada por el Instituto Cántabro de Estadística (ICANE) con la que han saltado las alarmas de nuestro gobernantes porque según ella, la mitad de los cántabros opinan que los inmigrantes quitan el trabajo a los nativos, dato que sorprende en gran medida puesto que en esa época prácticamente se podía hablar de pleno empleo y la tasa de inmigración era muy inferior a la media nacional (y lo sigue siendo). A pesar de ello el consejero Agudo dice que es algo que no se corresponde con la realidad y que los cántabros tienen una visión “bastante progresista” de la vida.

Estos datos nos hacen ver que a pesar de los millonarios programas de integración que han puesto en marcha tanto el Gobierno de Cantabria como los principales ayuntamientos de la región y la actividad incesante de las múltiples asociaciones pro inmigracioncitas mantenidas a golpe de subvención, no se puede ocultar una realidad que está latente en la calle. Los inmigrantes rebajan nuestras condiciones laborales, sociales y económicas (por culpa de los empresarios que los contratan, todo sea dicho).

Los datos son de 2007, en los dos años posteriores Cantabria ha seguido siendo un coladero y parece probado que a medida que aumenta el contacto de la población inmigrante con la población autóctona la convivencia se hace más difícil y el rechazo aumenta. Nosotros entendemos que los consejeros del Gobierno Regional (en este caso el ex comunista Agudo) no comprendan los problemas habituales de los trabajadores montañeses, ellos no ven a los inmigrantes como competencia a la hora de conseguir un puesto de trabajo ya que el único contacto que tienen con el fenómeno se reduce a la amable presencia de la señora del servicio, al contrario, lo ven como un caladero de votantes de creciente importancia, votos que progresivamente han ido perdiendo de la clase obrera tradicional, por lo que necesitan de una nueva clase obrera para seguirse manteniendo en sus poltronas.

En cualquier caso, vamos a recordar algunas de las noticias aparecidas en la prensa desde 2007 para entender los motivos por los que la mayoría del pueblo cántabro tiene un concepto negativo de la inmigración, son noticias producidas después de la Encuesta Social de 2007.

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 51 52 53 54 55 56 57 58 59 60 61 62 63 64 65 66 67 68 69 70 71 72 73 74 75 76 77 78 79 80 81 82 83 84 85 86 87 88 89 90 91 92 93 94 95 96 97 98 99 100

6 comentarios:

frasesporeuropa dijo...

4 millones de parados y 4 millones de inmigrantes.¿A alguien se le ocurre algo?

Picolo falangista dijo...

al gobierno sí...MÁS INVASIÓN

Anónimo dijo...

que se piren yaaaa

Anónimo dijo...

Han matado a Zentropa o que ¿¿?. Por favor si sabeis algo comentarlo aqui.

Radix dijo...

Ni idea... esperemos que estén de mantenimiento.

León Riente dijo...

Esos "programas de integración" sólo sirven para llenar los bolsillos de los lobbies inmigracionistas a costa de nuestro dinero. De todas formas, la peor noticia sería que funcionasen y los inmigrantes terminasen de incrustarse nuestros pueblos, barrios e incluso familias. ¡Horror!

El desempleo puede ser un argumento más para que alguno se convenza del problema que supone la inmigración. Pero incluso con pleno empleo, la inmigración es un problema por la amenaza a nuestra identidad.

Un saludo y enhorabuena por la página.