23 de mayo de 2009

Desnacionalizaciones

PP:


PSOE:


JAVIER GONZÁLEZ NAVARRO
MADRID. El vicesecretario general del PSOE, José Blanco, llamó el pasado lunes «liberales de pacotilla» al PP por criticar la posible entrada de Lukoil en Repsol YPF y recalcó que cuando el Gobierno de José María Aznar privatizó la empresa española «podía haber hecho lo que hicieron otros gobiernos europeos, que era mantener una cierta participación pública».
En una rueda de prensa posterior a la comisión ejecutiva federal del PSOE, Blanco dijo que «deberían estos liberales de pacotilla ser consecuentes con las reglas del libre mercado» e insistió en que Repsol YPF es hoy una empresa «100% privada porque así lo quiso el Gobierno del PP», que la privatizó «sin salvaguardas ni cautelas» aunque pertenecía a un sector estratégico.
«Acción de oro»
Blanco debe ser uno de los pocos españoles que no recuerda que el primer Gobierno de Aznar sólo privatizó el último 10% que estaba en manos del Estado y que la petrolera ha mantenido una «acción de oro» hasta hace poco tiempo, justo cuando la Comisión Europea prohibió esas medidas en toda la Unión Europea.
Repsol nació en 1987 como consecuencia de la reestructuración del sector petrolero español. Su único accionista era el INH (Instituto Nacional de Hidrocarburos). Dos años después, se puso un 26,4% de su capital en el mercado a través de una oferta pública de venta de acciones(opv), mientras que el BBV adquiría un 4,2% y la mexicana Pemex otro 2,9%.
Entre 1992 y 1994 se privatizó el 26,1% de la petrolera a través de canjes de bonos por acciones y otra opv. Precisamente, con esa oferta pública sobre el 13,3% del capital la compañía dejó de ser pública, ya que sólo continuaba en manos del Estado el 41,1% de las acciones.
En 1995 se lanzó una opv por el 19,4% del capital de Repsol y al año siguiente otra oferta pública sobre el 11%, por lo que sólo quedaba un 10% en poder de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (Sepi).
Este paquete es el único que privatizó el primer Gobierno de José María Aznar, en la primavera de 1997, que generó unos ingresos al Estado de 1.064 millones de euros. Los sucesivos procesos de privatización de Repsol YPF entre 1989 y 1997 han aportado al Estado español unos 5.230 millones de euros.

1 comentario:

brigante dijo...

Muy interesante este tema.